Áreas Terapéuticas Individuales, Familiares y Grupales Consideradas en este Espacio

El Psicoterapeuta con formación corporal, toma al cuerpo como dispositivo de acción, basándose en la premisa de que pensar el fenómeno humano fuera de la corporalidad, es reducir y negar el espacio donde habita toda la información histórico referencial de nuestra experiencia y con ello los modos de ser en el mundo, que a menudo dirigen nuestras respuestas emotivas.

Por lo tanto dejar fuera la capacidad evocativa inconmensurable del cuerpo y mecánica operativa de la expresión emocional presente en su musculatura, dificultaría la posibilidad de movilización de los estados emocionales más allá del lenguaje o conciencia del conflicto, pues es consabido que su conocimiento no asegura el cese de su padecimiento. Es por ello que el cuerpo cobra preponderancia es esta terapia porque es tomado como instrumento de encuentro entre el estado actual y el entramado emocional histórico que conserva en su tránsito los resabios que nos definen.


Entonces, La importancia de trabajar con el cuerpo para esta terapia radica fundamentalmente en que somos seres integrales y pensarse de manera separada es reducirse , ya que el cuerpo guarda toda la información de nuestras experiencias de vida, cada emoción vivenciada y su impacto construye formas de ser y estar en el mundo, procesando lo que muchas veces nosotros de manera consciente no podemos, cuando trabajamos con el cuerpo y con determinados ejercicios vamos activando estas memorias corporales permitiendo así la manifestación concreta de éstas, desde un proceso de integración necesaria para accionarnos y movernos en la cotidianidad con nosotros mismos y los otros de manera más honesta y natural.
Para ello nos basamos en las técnicas de la psicoterapia, con una mirada de enfoque sistémico, transpersonal, donde nuestros profesionales disponen de sus diversas herramientas para que cada consultante logre mejorar y armonizar su vida personal, como también sus relaciones con su entorno afectivo, laboral y también social, para lograr su equilibrio.

Brindamos tratamientos de:

Psicoterapia Familiar
Psicoterapia Infanto-Juvenil
Psicoterapia de parejas & sexual

Psicoterapia familiar
La terapia familiar puede ayudar a mejorar las relaciones problemáticas con su cónyuge, hijos u otros miembros de la familia. Usted puede tratar temas específicos tales como problemas maritales o financieros, los conflictos entre padres e hijos, o los efectos de abuso de sustancias o una enfermedad mental en la familia entera. Su familia puede continuar la terapia familiar junto con otros tipos de tratamiento de salud mental, especialmente si uno de ustedes tiene una enfermedad mental o adicción que también requiere de terapia individual o de un tratamiento de rehabilitación. Por ejemplo, la terapia familiar puede ayudar a los miembros de la familia hacer frente si un familiar tiene depresión – pero la persona que tiene depresión debe continuar con su plan de tratamiento individualizado, lo que puede incluir medicamentos, consejería uno-a-uno o de otro tratamiento.

En el caso de adicción, la familia puede asistir a terapia familiar, mientras que la persona que tiene una adicción participa en el tratamiento residencial. A veces la familia puede participar en la terapia familiar, incluso si la persona adicta no ha buscado su propio tratamiento.

La terapia familiar puede ser útil en cualquier situación familiar que causa el estrés, el dolor, la ira o el conflicto. Le puede ayudar a usted ya su familia a que entienda mejor unos a otros y te llevará más cerca.

La psicoterapia familiar, busca desde una expresión honesta, que la familia que asista logre valorar la atención al momento presente (el aquí y el ahora), la conexión con el propio cuerpo y a la propia capacidad de responsabilizarse de nuestras acciones y sentimientos y en el fondo, de que somos responsables de nuestra propia vida.

Que sea capaz de conectarse como familia con su propia capacidad de Sanación.

Desde la reelaboración de la propia historia y de la aceptación de muchos de los eventos cargados de emocionalidad incomoda podemos trascender estos episodios e integrarlos como parte de nuestra experiencia vital.

El interés, radica en que la familia sea capaz de encontrar su propio sentido vital, el cual la movilice a experimentar y disfrutar la vida desde una búsqueda constante de la Verdad. De la aceptación de las vivencias y emociones que sus miembros experimentan y que responda a su propia verdad. No la “verdad” estereotipada socialmente, que forma individuos “normales” restringiendo su rango de respuesta a un modelo ideal, sino en que sus miembros se reconecten con su propia esencia más allá de los patrones condicionados. Que logren redescubrir que es este “Ser esencial y fundamental en su propia familia e individualidad”.

Es una invitación continua a atreverse a explorar y superar las propias limitaciones que nos hemos impuesto producto de nuestro condicionamiento social. Tener la capacidad de ver a diario las posibilidades que se nos presentan.

Desde la medicina Tradicional china, la salud viene a ser un estado de armonía entre las energías naturales, en cambio, el desequilibrio de estas, trae consigo la enfermedad y el malestar. Es asi, desde la cultura china, como esta Medicina China se sitúa entre dos energías básicas: el “ying” y el “yang”, conocidos opuestos complementarios universalmente y reconocidos. Entendemos el “ying” desde la representación del frío, el descanso, la interioridad y el “yang” desde el calor, el movimiento, el estímulo…

Al unísono también la salud y el bienestar se consideran como una proporción armónica de 5 elementos (agua, fuego, tierra, madera y metal), y la relación entre estos 5 elementos crea la energía de la vida (“chi”), de tal forma que cuando éste se encuentra en armonía, las personas pueden mantener ese equilibrio y por ende, su salud y su alto bienestar, lo contrario implica enfermedad, ansiedad y estrés.

Buscando esa armonía, el método principal del que se dispone es el de la acupuntura, para cambiar esa desarmonía del “chi” y consiste fundamental en estimular una serie de puntos específicos del cuerpo del paciente. Estos puntos se hallan situados a lo largo de un sistema de meridianos invisibles que simbólicamente se representan como canales de energía que regulan el funcionamiento de los órganos vitales del cuerpo humano. Es así, como los meridianos “yang” van desde la cabeza y los dedos de las manos hasta los pies, y los meridianos “ying” van desde los dedos de los pies hacia arriba. Si bien, sobre estos meridianos se describen los clásicos 365 puntos de acupuntura, en la actualidad han aumentado a cerca de los 2.000.

Por otra parte, a través de la inserción de las agujas, se consigue la estimulación de esos puntos, de tal forma que, cada uno de ellos, ejerce una acción terapéutica tanto definida como determinada.

Esta técnica médica China considera al cuerpo como un todo y atribuye la enfermedad al desequilibrio energético entre los diferentes órganos, por lo que el tratamiento se enfoca al restablecimiento del equilibrio orgánico dando énfasis a la necesidad de llevar una vida sana con una buena base nutricional, ejercicios respiratorios y de relajación entre otras.

Acupuntura



Es una de las Técnicas China más utilizada y conocida mundialmente. Consiste en la aplicación o inserción de agujas metálicas, especiales, finas, estériles y desechables en puntos determinados que se encuentran en canales del cuerpo por los cuales circula la energía.

Moxibustión



Es una técnica utilizada en conjunto con la Acupuntura. Consiste en una especie de lana hecha de la raíz de la planta Artemisa en forma de cigarro puro y se le conoce con el nombre de Moxa. Se usa generalmente para calentar zonas y puntos de Acupuntura con el objetivo de estimular la circulación sanguínea y energética de los canales del cuerpo.

Enfermedades tratadas con Acupuntura y Moxibustión en el Espacio Reinicio


Articulares

Tortícolis, Hombro doloroso, Codo de tenista, Lumbago, Tendinitis, Ciática, Dolores musculares y lesiones deportivas.

Sistema Digestivo

Colon irritable, Estreñimiento, Dolor epigástrico, Gastritis, Diarrea, Anemia.


Urinarias

Cistitis, Impotencia.

Sistema Respiratorio

Tos, Resfrío común, Asma.


Sistema Nervioso

Cefalea, Neuralgia del trigémino, Parálisis facial, Mareos, Insomnio, depresión, Estrés, Falta de energía.

Ginecológicas

Metrorragia, Amenorrea, Infertilidad, Dismenorrea, Síndrome menopáusico.

Terapia Ayurveda
Ayurveda es un sistema de medicina tradicional de la India practicado, al día de hoy, en muchas partes del mundo. Florecida entre los años 3.000 y 1.500 años a.C. en el valle del Indo, la palabra Ayurveda deriva de la raíz Ayus, que significa “Vida” y Veda, que significa “Conocimiento”, por lo tanto, es una ciencia que nos habla de la vida, de sus componentes y de cómo interrelacionamos con ellos.

Ayurveda es un método de sanación holístico, lo que significa que ve al hombre como una totalidad en sus diversos aspectos: físico, mental, emocional y espiritual. El principio fundamental de esta ciencia es que el ser humano está inserto dentro de un sistema mayor y que ambos sistemas están interactuando constantemente. Dado lo anterior, Ayurveda indica qué es bueno para cada individuo y cuáles son los aspectos que no aportan a su salud. Para el Ayurveda existen cinco elementos que conforman todo lo que existe. La combinación de estos elementos, en distintas proporciones, da origen a los Doshas: Vata (Aire + Éter), Pitta (Fuego + Agua) y Kapha (Agua + Tierra).

Cómo es una Terapia Ayurvédica:
Un terapeuta especializado determinará, a través de una evaluación personal, cuál es el dosha original del consultante y cuál(es) es (son) el(los) dosha (s) que se encuentra en desarmonía. Una vez determinado lo anterior, se le entregará una pauta que incluye sugerencias en cuanto a su alimentación, meditación y algunos cambios a efectuar en su día a día. Todo lo anterior, a fin de llevar un estilo más acorde a su constitución original.

A considerar:

Ayurveda pide un compromiso real con el consultante, como dicen los antiguos textos de Ayurveda: si tienes una alimentación correcta y un estilo de vida apropiados, ¿para qué te sirve la medicina?
Ayurveda enfatiza la prevención sobre la cura.
Ayurveda No es para los apurados, No es para quien desee ver cambios inmediatos. Ayurveda es para quien está dispuesto a asumir un real compromiso con su salud.

Se dice que el 80% de los problemas de salud se deben a dietas incorrectas y malos hábitos, siendo ése uno de los ámbitos sobre el cual trabaja esta ciencia milenaria.
La Terapia Floral es una terapia desarrollada, en sus inicios, por el dr. Edward Bach (1886-1936), a principios del siglo XX. En el sistema desarrollado por el dr. Bach se utiliza la esencia de distintas partes de flores, arbustos y árboles, cada una de ellas correspondiente a 38 emociones arquetípicas.

El dr. Bach concluyó que la causa de nuestras enfermedades y desequilibrios internos son debido a una disociación entre nuestra personalidad y nuestro ser real; por lo tanto, lo que busca esta terapia es restablecer esta conexión a fin de seguir los mandatos de nuestro Ser más sabio o profundo. Es términos prácticos lo que se busca es, junto con equilibrar las emociones del consultante, lograr una toma de conciencia respecto de sus procesos y vivencias.

Usos de la Terapia Floral: